jueves, 25 de diciembre de 2014

Tarta de zanahoria (Carrot cake)


Según la wikipedia, desde la Edad Media la zanahoria se ha utilizado para hacer dulces porque posee más azúcar que otras verduras. Como los productos que endulzaban era escasos y caros, se empezó a usar la zanahoria para hacer postres. Esta tarta se popuularizó en la Segunda Guerra Mundial debido al racionamiento.

Mi tarta es un "mix" entre la tradicional tarta de Estados Unidos, que aparece en la página Joy of baking, la que se elabora con una tableta de Turrón de Jijona de El aderezo, y lo que he puesto de mi cosecha. Tenía ganas de hacer esta tarta desde que me dieron la receta el año pasado, cuando ya no pude encontrar turrón.

Con estas cantidades salen raciones para unas 15 personas. Como hay que tenerla mucho tiempo en el horno la superficie queda muy tostada, además queda "abombada", así que lo he hago es cortar esa parte del bizcocho para retirar la zona más seca y nivelarla. Le doy la vuelta para que quede bien lisa la superficie que adornaremos con crema.

A la crema no le pongo mantequilla como en  Joy of baking, prefiero usar la que hago para la Tarta Guinnes pero utilizando queso Philadelphia porque es más ácido y queda muy bien con este bizcocho.


Ingredientes:
Bizcocho

  • 400 g de zanahoria limpia y rallada.
  • 1 tableta de turrón de Jijona.
  • 300 g de harina de repostería.
  • 5 huevos.
  • 100 g de azúcar blanquilla.
  • 150 g de azúcar moreno.
  • 250 ml de aceite de girasol.
  • 2 y 1/2 cucharadillas de canela en polvo.
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla.
  • 1 sobre de levadura química.
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • 1 pizca de sal.
  • 80 g de nueces, ligeramente tostadas, a trocitos (granillo).

Almíbar para emborrachar el bizcocho

  • El zumo de dos naranjas.
  • 2 cucharadas de azúcar. 
Crema
  • 350 g de queso Philadelphia.
  • 150 g de nata para montar.
  • 150 g de azúcar glass.


Elaboración:
Bizcocho
Necesitamos un molde desmoldable de 25 cm.

  1. Precalentamos el horno a 180º.
  2. Rallamos la zanahoria y la colocamos en un cuenco grande, añadiremos la tableta de turrón y el aceite. Trituraremos con la batidora.
  3. En otro recipiente batimos los huevos con el azúcar y la esencia de vainilla.
  4. Unimos las dos preparaciones.
  5. Tamizaremos la harina y le añadiremos la canela, la levadura, el bicarbonato y la sal. Incorporamos todo, poco a poco, a la mezcla líquida junto con las nueces. Batiremos hasta que quede todo integrado.
  6. Colocamos papel de hornear en la parte inferior de un molde desmoldable (yo lo atrapo con el aro al cerrarlo). Untaremos con mantequilla los laterales del molde.
  7. Llenamos el molde y lo introduciremos en el horno a 180º. En mi caso he necesitado 1 hora y 10 minutos. Cuando llevéis horneados unos 50 minutos tenéis que comprobar si el bizcocho está hecho pinchando con un palillo o un tenedor. Controlad cada 10 minutos hasta que el palillo salga limpio.
  8. Dejaremos que el bizcocho se enfríe sobre una rejilla antes de desmoldarlo. 
  9. Cortaremos la superficie para nivelarlo, le daremos la vuelta y lo cortaremos en dos partes para rellenarlo.
Almíbar
Pondremos en un cazo al fuego el zumo de naranja con el azúcar hasta que se disuelva bien. Dejaremos que se enfríe antes de usarlo.

Crema
Montaremos fuerte la nata con el azúcar. Añadiremos el queso y lo integraremos muy bien.

Emborracharemos la parte inferior del bizcocho, pondremos la mitad de la crema y taparemos con la otra mitad del bizcocho. Pincharemos toda la superficie con un palillo y emborracharemos. Colocaremos el resto de la crema y la extenderemos bien. Adornaremos con medias nueces.

Una canción:
El día de Navidad hace exactamente 100 años tropas británicas y alemanas pactaron una tregua no oficial. Los soldados alemanes empezaron a decorar sus trincheras y a cantar villancicos, los soldados británicos respondieron con villancicos en inglés.

La canción "Pipes of Peace" de Paul McCatney rememora ese acontecimiento.

Lástima que las buenas intenciones no duren todo el año.


Un libro:
Este año se cumplen 100 años desde que terminó la 1º Guerra Mundial y he leído varios libros ambientados en ella. La novela que más me ha gustado ha sido "Nos vemos allá arriba" de Pierre Lemaitre. Empieza así:

"Todos los que pensaban que aquella guerra acabaría pronto habían muerto hacía mucho tiempo. Precisamente a causa de la guerra. Así que, en octubre, Albert recibió con bastante escepticismo los rumores sobre un armisticio. Les dio tanto crédito como a la propaganda del principio, que aseguraba, por ejemplo, que las balas de los boches eran tan blandas que se estrellaban contra los uniformes igual que peras pasadas, y provocaban las carcajadas de los regimientos franceses. En cuatro años, Albert había visto la tira de tipos muertos de risa por el impacto de una bala alemana." 


martes, 23 de diciembre de 2014

Turrón de chocolate crujiente

El turrón de chocolate con arroz inflado es uno de los preferidos de mis hijos, a mí no me ha hecho nunca mucha gracia. Siempre he pensado que le sobraba el arroz :)

El turrón que sale con esta receta, para mi gusto, está mucho más bueno que los que venden. He puesto la mitad de chocolate al 70% y la otra mitad de chocolate con leche, pero si os gusta más suave se puede poner todo chocolate con leche.

No puedo referenciar la receta porque no sé de dónde la he sacado, yo le he puesto más arroz que en la original.


Ingredientes:
200 g de chocolate de cobertura de 70%
200 g de chocolate con leche.
80 g de manteca de cerdo.
100 g de cereales de arroz inflado de chocolate.

Elaboración:
Fundiremos al baño María los chocolates troceados con la manteca y removeremos la preparación para integrar bien los ingredientes. Retiramos la mezcla del fuego y dejaremos que se temple. 

Agregaremos el arroz, mezclaremos hasta homogeneizar y volcaremos el resultado en un molde antiadherente. Golpearemos sobre la mesa el molde para que se asiente bien la preparación. 

Dejaremos que se enfríe totalmente el turrón antes de desmoldarlo.



Un cuento:
En "La Navidad de un niño en Gales" el poeta Dylan Thomas nos cuenta cómo vivía la Nochebuena y la Navidad en su tierra natal. El relato nos transporta a un pueblecito costero de Gales en el que los niños juegan y corren grandes aventuras en la nieve. También nos habla de la familia que iba a casa o de los regalos que se recibían en aquellos tiempos.

Muy bonito.
- Estaban los regalos útiles: tapabocas de los antiguos tiempos de los carruajes, mitones hechos para perezosos gigantes; bufandas de cebra fabricadas con un material como la goma sedosa que se estiraban hasta las polainas, deslubrantes boinas escocesas hechas de almazuelas como las fundas de las teteras, y gorros de disfraz de conejo y pasamostañas para las víctimas de las tribus reductoras de cabezas (...)
Sigue ahora con los regalos inútiles.- Bolsas con muñequitos de gominola húmeda de muchos colores y una bandera doblada y una nariz falsa y una capucha de conductor de tranvía y una máquina que picaba billetes y tocaba una campana; nunca un tirachinas: una vez, debido a un error que nadie pudo explicar, un hacha pequeña; y un pato de goma que, cuando lo apretabas, emitía un sonido que no parecía un pato, sino más bien un "muu" que más se asimilaba al maullido que podría emitir un gato ambicioso, deseoso de convertirse en vaca (...)

Una canción:
Un villancico comprometido.

"Do They know it´s Christmas?, es una canción escrita por Bob Geldof y Midge Ure en 1984 para recaudar fondos para paliar la hambruna de Etiopía. Se lanzó el 29 de noviembre de 1984.



martes, 2 de diciembre de 2014

Mantecados de avellana y almendra

Los mantecados se pueden encontrar en toda España y, aunque se consumen durante todo el año, son típicos de la Navidad. Se elaboran con manteca de cerdo, harina de trigo y azúcar blanco y se añades diversos aromas y sabores.

Mis mantecados tienen avellanas y almendras y les he añadido anís, pero tomando como base la cantidad de manteca, harina, azúcar y almendra en polvo podéis hacer distintos tipos de mantecados añadiendo ralladura de limón, canela, ajónjoli o chocolate en polvo. Si sois alérgicos a la almendra se sustituye ese componente por la misma cantidad de harina de trigo.

Con las cantidades que pongo, y haciendo círculos de 6 cm de diámetro y 1 cm de grosor, me salieron 28 mantecados.

Podéis utilizar distintos cortapastas para la masa ya que no varía la forma en el horno.


Ingredientes:
  • 400 g de harina.
  • 225 g de manteca de cerdo.
  • 100 g de azúcar y un poco más para espolvorear por encima.
  • 50 g de almendra en polvo.
  • 50 g de avellanas a trocitos (del tamaño de un grano de arroz o un poco más). Más las necesarias para adornar.
  • Una pizca de sal.
  • 40 ml de anís.
  • 1 huevo para la masa y otro para pintar los mantecados.
Elaboración:

Mezclaremos la manteca a temperatura ambiente con el azúcar, el huevo y el anís utilizando una batidora con varillas de amasar (se pueden usar las manos, pero se pega mucho).

Tamizaremos la harina y le añadiremos la almendra molida, la sal y las avellanas a trocitos. Esta mezcla la agregaremos a la anterior y seguiremos amasando hasta que la masa se desprenda del recipiente. 

Enharinaremos un poco la mesa y volcaremos la mezcla. Amasamos un poco con las manos y aplastamos la masa dejando un grosor homogéneo de más o menos 1 cm (un dedo). Cortaremos con un cortapastas (o con un vaso) y colocaremos las piezas sobre una bandeja de aluminio con papel de horno. Es mejor que os ayudéis de una paleta para despegar las pastas de la mesa sin deformarlas.

Pintaremos la superficie con huevo batido, espolvorearemos con azúcar y pincharemos una avellana en el centro.

Tendremos el horno precalentado a 180º y hornearemos 20 minutos. Dejaremos enfriar sobre una rejilla y guardaremos los mantecados en una caja de lata. Hay que comerlos a partir del día siguiente porque el mismo día quedan casi crujientes y la textura tiene que ser más blanda.


Una película:

Para hacer la foto de este dulce navideño he elegido el color azul así que la película lleva ese color en el título.

"Tres colores: Azul", es una película francesa escrita, producida y dirigida por el director polaco Krysztof Kiesliwski. Esta película es la primera de una trilogía basad en los tres colores de la bandera francesa e inspiradas por los ideales de la Revolución francesa. El color azul en esta película representa "la libertad"

Pongo una escena muy "azul" en la que la protagonista Juliette Binoche está en la piscina,

Una canción:

Como soy muy original, voy a poner un Blues.

Quienes hayáis visto la serie The Wire reconoceréis el Blues "Way down in the hole". Es una canción gospel y blues escrita por Tom Waits. En cada temporada de The Wire se utilizó una versión distinta. La que más me gusta a mí es la de The Blind Boys of Alabama.