viernes, 25 de julio de 2014

Galletas rellenas de chocolate (las galletas de la yaya Julia)

Julia es mi suegra y hace estas galletas para deleite de sus nietos...bueno, no sólo de sus nietos porque nos gustan a todos los que las hemos probado. Según ella, es un dulce para niños.

He cambiado un poco la receta, en lugar de rellenarlas sólo con chocolate, les he puesto un ganaché. También se pueden rellenar con crema pastelera.

Con las cantidades que he puesto salen unas 27/29 galletas.



Ingredientes:
- Galletas María de las normales.

Crema de chocolate:
- 200 ml. de chocolate para postres de 52%.
- 180 ml de nata para montar.
- 20 g de mantequilla.

- 1 o 2 huevos para rebozar.
- Aceite de girasol para freír.
- Una mezcla de azúcar y canela para espolvorear.



Elaboración:
Colocaremos la nata y la mantequilla en un cazo bien seco y lo pondremos al fuego. Cuando rompa a hervir lo retiraremos y le añadiremos el chocolate troceado. Mezclaremos bien la preparación para que se integre todo y la meteremos en la nevera hasta que se enfríe por completo y coja consistencia.

Batir un huevo con azúcar.

Pondremos un poco de crema sobre las galletas y las cubriremos con otras formando bocadillos. Yo he utilizado un biberón de cocina para repartir la crema de forma uniforme.

Pasaremos cada galleta por el huevo y las freiremos por los dos lados sin dejar que se pongan muy oscuras. Las dejaremos escurrir sobre papel de cocina y las rebozaremos con azúcar y canela.


Un libro
Como a Julia le gusta la novela histórica..."Las hijas de la luna roja", el primer volumen de "Isabel, la reina" de la escritora zaragozana Ángeles de Irisarri. Me gusta esta escritora porque conjuga muy bien la novela histórica con el género fantástico.
"En el aposento de doña Leonor no hubo parabienes ni alegrías, y en el palacio tampoco, en razón de que las gemelas no habían venido enteras y les faltaba una mano a cada una. A una la diestra, a otra la siniestra. A más, traían en los brazos una raya roja, como un desgarro, como una mordedura de perro, No sólo era menester asistir a la parturienta con rapidez, sin también a las niñas, que veían muy moradas. Por eso la partera hubo de zarandearlas más de la cuenta para que vivieran, a más de curarles la mordedura del brazo, restos de una cicatriz o lo que fuere, Y, a mayor abundamiento, prestar ayuda a don Juan Téllez, el padre, que, al saber que sus hijas habían nacido lisiadas, sufría recio desmayo y no volvía en sí. Él, que era hombre bragado y había luchado contra los infantes de Aragón en las guerras que tuvieron contra el rey donjuán."
Una canción:
Las galletas las he hecho a petición de mi hijo, así que pongo una canción que asocio con él... "Cliffs of Dover" es una canción instrumental escrita por el músico Eric Johnson en la década de los 80. Forma parte de su álbum Ah Via Musicom. Esta canción toma su nombre de los acantilados de Dover que se extienden a lo largo de la costa de Inglaterra.