jueves, 25 de diciembre de 2014

Tarta de zanahoria (Carrot cake)


Según la wikipedia, desde la Edad Media la zanahoria se ha utilizado para hacer dulces porque posee más azúcar que otras verduras. Como los productos que endulzaban era escasos y caros, se empezó a usar la zanahoria para hacer postres. Esta tarta se popuularizó en la Segunda Guerra Mundial debido al racionamiento.

Mi tarta es un "mix" entre la tradicional tarta de Estados Unidos, que aparece en la página Joy of baking, la que se elabora con una tableta de Turrón de Jijona de El aderezo, y lo que he puesto de mi cosecha. Tenía ganas de hacer esta tarta desde que me dieron la receta el año pasado, cuando ya no pude encontrar turrón.

Con estas cantidades salen raciones para unas 15 personas. Como hay que tenerla mucho tiempo en el horno la superficie queda muy tostada, además queda "abombada", así que lo he hago es cortar esa parte del bizcocho para retirar la zona más seca y nivelarla. Le doy la vuelta para que quede bien lisa la superficie que adornaremos con crema.

A la crema no le pongo mantequilla como en  Joy of baking, prefiero usar la que hago para la Tarta Guinnes pero utilizando queso Philadelphia porque es más ácido y queda muy bien con este bizcocho.


Ingredientes:
Bizcocho

  • 400 g de zanahoria limpia y rallada.
  • 1 tableta de turrón de Jijona.
  • 300 g de harina de repostería.
  • 5 huevos.
  • 100 g de azúcar blanquilla.
  • 150 g de azúcar moreno.
  • 250 ml de aceite de girasol.
  • 2 y 1/2 cucharadillas de canela en polvo.
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla.
  • 1 sobre de levadura química.
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • 1 pizca de sal.
  • 80 g de nueces, ligeramente tostadas, a trocitos (granillo).

Almíbar para emborrachar el bizcocho

  • El zumo de dos naranjas.
  • 2 cucharadas de azúcar. 
Crema
  • 350 g de queso Philadelphia.
  • 150 g de nata para montar.
  • 150 g de azúcar glass.


Elaboración:
Bizcocho
Necesitamos un molde desmoldable de 25 cm.

  1. Precalentamos el horno a 180º.
  2. Rallamos la zanahoria y la colocamos en un cuenco grande, añadiremos la tableta de turrón y el aceite. Trituraremos con la batidora.
  3. En otro recipiente batimos los huevos con el azúcar y la esencia de vainilla.
  4. Unimos las dos preparaciones.
  5. Tamizaremos la harina y le añadiremos la canela, la levadura, el bicarbonato y la sal. Incorporamos todo, poco a poco, a la mezcla líquida junto con las nueces. Batiremos hasta que quede todo integrado.
  6. Colocamos papel de hornear en la parte inferior de un molde desmoldable (yo lo atrapo con el aro al cerrarlo). Untaremos con mantequilla los laterales del molde.
  7. Llenamos el molde y lo introduciremos en el horno a 180º. En mi caso he necesitado 1 hora y 10 minutos. Cuando llevéis horneados unos 50 minutos tenéis que comprobar si el bizcocho está hecho pinchando con un palillo o un tenedor. Controlad cada 10 minutos hasta que el palillo salga limpio.
  8. Dejaremos que el bizcocho se enfríe sobre una rejilla antes de desmoldarlo. 
  9. Cortaremos la superficie para nivelarlo, le daremos la vuelta y lo cortaremos en dos partes para rellenarlo.
Almíbar
Pondremos en un cazo al fuego el zumo de naranja con el azúcar hasta que se disuelva bien. Dejaremos que se enfríe antes de usarlo.

Crema
Montaremos fuerte la nata con el azúcar. Añadiremos el queso y lo integraremos muy bien.

Emborracharemos la parte inferior del bizcocho, pondremos la mitad de la crema y taparemos con la otra mitad del bizcocho. Pincharemos toda la superficie con un palillo y emborracharemos. Colocaremos el resto de la crema y la extenderemos bien. Adornaremos con medias nueces.

Una canción:
El día de Navidad hace exactamente 100 años tropas británicas y alemanas pactaron una tregua no oficial. Los soldados alemanes empezaron a decorar sus trincheras y a cantar villancicos, los soldados británicos respondieron con villancicos en inglés.

La canción "Pipes of Peace" de Paul McCatney rememora ese acontecimiento.

Lástima que las buenas intenciones no duren todo el año.


Un libro:
Este año se cumplen 100 años desde que terminó la 1º Guerra Mundial y he leído varios libros ambientados en ella. La novela que más me ha gustado ha sido "Nos vemos allá arriba" de Pierre Lemaitre. Empieza así:

"Todos los que pensaban que aquella guerra acabaría pronto habían muerto hacía mucho tiempo. Precisamente a causa de la guerra. Así que, en octubre, Albert recibió con bastante escepticismo los rumores sobre un armisticio. Les dio tanto crédito como a la propaganda del principio, que aseguraba, por ejemplo, que las balas de los boches eran tan blandas que se estrellaban contra los uniformes igual que peras pasadas, y provocaban las carcajadas de los regimientos franceses. En cuatro años, Albert había visto la tira de tipos muertos de risa por el impacto de una bala alemana." 


martes, 23 de diciembre de 2014

Turrón de chocolate crujiente

El turrón de chocolate con arroz inflado es uno de los preferidos de mis hijos, a mí no me ha hecho nunca mucha gracia. Siempre he pensado que le sobraba el arroz :)

El turrón que sale con esta receta, para mi gusto, está mucho más bueno que los que venden. He puesto la mitad de chocolate al 70% y la otra mitad de chocolate con leche, pero si os gusta más suave se puede poner todo chocolate con leche.

No puedo referenciar la receta porque no sé de dónde la he sacado, yo le he puesto más arroz que en la original.


Ingredientes:
200 g de chocolate de cobertura de 70%
200 g de chocolate con leche.
80 g de manteca de cerdo.
100 g de cereales de arroz inflado de chocolate.

Elaboración:
Fundiremos al baño María los chocolates troceados con la manteca y removeremos la preparación para integrar bien los ingredientes. Retiramos la mezcla del fuego y dejaremos que se temple. 

Agregaremos el arroz, mezclaremos hasta homogeneizar y volcaremos el resultado en un molde antiadherente. Golpearemos sobre la mesa el molde para que se asiente bien la preparación. 

Dejaremos que se enfríe totalmente el turrón antes de desmoldarlo.



Un cuento:
En "La Navidad de un niño en Gales" el poeta Dylan Thomas nos cuenta cómo vivía la Nochebuena y la Navidad en su tierra natal. El relato nos transporta a un pueblecito costero de Gales en el que los niños juegan y corren grandes aventuras en la nieve. También nos habla de la familia que iba a casa o de los regalos que se recibían en aquellos tiempos.

Muy bonito.
- Estaban los regalos útiles: tapabocas de los antiguos tiempos de los carruajes, mitones hechos para perezosos gigantes; bufandas de cebra fabricadas con un material como la goma sedosa que se estiraban hasta las polainas, deslubrantes boinas escocesas hechas de almazuelas como las fundas de las teteras, y gorros de disfraz de conejo y pasamostañas para las víctimas de las tribus reductoras de cabezas (...)
Sigue ahora con los regalos inútiles.- Bolsas con muñequitos de gominola húmeda de muchos colores y una bandera doblada y una nariz falsa y una capucha de conductor de tranvía y una máquina que picaba billetes y tocaba una campana; nunca un tirachinas: una vez, debido a un error que nadie pudo explicar, un hacha pequeña; y un pato de goma que, cuando lo apretabas, emitía un sonido que no parecía un pato, sino más bien un "muu" que más se asimilaba al maullido que podría emitir un gato ambicioso, deseoso de convertirse en vaca (...)

Una canción:
Un villancico comprometido.

"Do They know it´s Christmas?, es una canción escrita por Bob Geldof y Midge Ure en 1984 para recaudar fondos para paliar la hambruna de Etiopía. Se lanzó el 29 de noviembre de 1984.



martes, 2 de diciembre de 2014

Mantecados de avellana y almendra

Los mantecados se pueden encontrar en toda España y, aunque se consumen durante todo el año, son típicos de la Navidad. Se elaboran con manteca de cerdo, harina de trigo y azúcar blanco y se añades diversos aromas y sabores.

Mis mantecados tienen avellanas y almendras y les he añadido anís, pero tomando como base la cantidad de manteca, harina, azúcar y almendra en polvo podéis hacer distintos tipos de mantecados añadiendo ralladura de limón, canela, ajónjoli o chocolate en polvo. Si sois alérgicos a la almendra se sustituye ese componente por la misma cantidad de harina de trigo.

Con las cantidades que pongo, y haciendo círculos de 6 cm de diámetro y 1 cm de grosor, me salieron 28 mantecados.

Podéis utilizar distintos cortapastas para la masa ya que no varía la forma en el horno.


Ingredientes:
  • 400 g de harina.
  • 225 g de manteca de cerdo.
  • 100 g de azúcar y un poco más para espolvorear por encima.
  • 50 g de almendra en polvo.
  • 50 g de avellanas a trocitos (del tamaño de un grano de arroz o un poco más). Más las necesarias para adornar.
  • Una pizca de sal.
  • 40 ml de anís.
  • 1 huevo para la masa y otro para pintar los mantecados.
Elaboración:

Mezclaremos la manteca a temperatura ambiente con el azúcar, el huevo y el anís utilizando una batidora con varillas de amasar (se pueden usar las manos, pero se pega mucho).

Tamizaremos la harina y le añadiremos la almendra molida, la sal y las avellanas a trocitos. Esta mezcla la agregaremos a la anterior y seguiremos amasando hasta que la masa se desprenda del recipiente. 

Enharinaremos un poco la mesa y volcaremos la mezcla. Amasamos un poco con las manos y aplastamos la masa dejando un grosor homogéneo de más o menos 1 cm (un dedo). Cortaremos con un cortapastas (o con un vaso) y colocaremos las piezas sobre una bandeja de aluminio con papel de horno. Es mejor que os ayudéis de una paleta para despegar las pastas de la mesa sin deformarlas.

Pintaremos la superficie con huevo batido, espolvorearemos con azúcar y pincharemos una avellana en el centro.

Tendremos el horno precalentado a 180º y hornearemos 20 minutos. Dejaremos enfriar sobre una rejilla y guardaremos los mantecados en una caja de lata. Hay que comerlos a partir del día siguiente porque el mismo día quedan casi crujientes y la textura tiene que ser más blanda.


Una película:

Para hacer la foto de este dulce navideño he elegido el color azul así que la película lleva ese color en el título.

"Tres colores: Azul", es una película francesa escrita, producida y dirigida por el director polaco Krysztof Kiesliwski. Esta película es la primera de una trilogía basad en los tres colores de la bandera francesa e inspiradas por los ideales de la Revolución francesa. El color azul en esta película representa "la libertad"

Pongo una escena muy "azul" en la que la protagonista Juliette Binoche está en la piscina,

Una canción:

Como soy muy original, voy a poner un Blues.

Quienes hayáis visto la serie The Wire reconoceréis el Blues "Way down in the hole". Es una canción gospel y blues escrita por Tom Waits. En cada temporada de The Wire se utilizó una versión distinta. La que más me gusta a mí es la de The Blind Boys of Alabama.




miércoles, 26 de noviembre de 2014

Compota de manzana

Según la wikipedia:
Existen dos teorías sobre el origen de la palabra reineta:
  • de reinette ou rainette en francés, atestiguado como tal en 1680, y como pomme de renette ya en el año 1535; derivado de reine, "reina", aludiendo a su supuesta condición de "reina de las manzanas"
  • o bien de rainette, acepción de 1425 - o ranette en el siglo XIV-, diminutivo del antiguo francés raine, "rana"; por el color verdoso de ciertas variedades, parecido al color de la piel de estos anfibios, o por sus pieles igualmente rugosas. Su derivado/diminutivo rânuncûlus, es origen de la palabra francesa actual grenouille, rana.
La receta que voy a poner está espesada con una cucharada de Maizena porque la quería utilizar como relleno para unas empanadillas de manzana. Si la queréis usar para rellenar una tarta o tartaletas, lo único que tenéis que hacer es sustituir la Maizena por mantequilla.

Las especias que yo utilizo son opcionales. Podéis prescindir de alguna de ellas si no os gusta o cocer las manzanas con un palo de canela sin más.


Ingredientes:

  • 1 k de manzanas reinetas.
  • 200 g de azúcar moreno.
  • 1 cucharadilla de zumo de limón.
  • 1 cucharadilla de canela en polvo.
  • 1/2 cucharadilla de jengibre en polvo,
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • 1 cucharada de Maizena y 2 cucharadas de agua.

Elaboración:

Lavaremos muy bien las manzanas porque vamos a cocerlas con piel. La piel contiene pectina que ayudará a que la compota espese. Retiraremos el corazón y las trocearemos. 

En una cacerola pondremos las manzanas junto con el azúcar, las especias y el zumo de limón. Coceremos a fuego lento con la perola destapada para que pierda agua. Cuando veamos que ha espesado la preparación, la pasaremos por un pasapuré (es importante que sea con pasapuré porque así retiramos todas las pieles y la textura es mejor para rellenar). Colocaremos la mezcla de nuevo en el fuego y añadiremos la Maizena disuelta en las dos cucharadas de agua. Dejaremos cocer unos 5 minutos más removiendo bien para que se integre la harina.

Como he comentado, si queréis usar la compota para hacer una tarta de manzana, le podéis poner 80 g de mantequilla en lugar de la Maizena.

Una canción:
La asociación de hoy viene por lo de "reineta". Pues oye, de reineta...Queen, ¿no? Como me resultaba difícil decidirme por una sola canción de Queen, he puesto la primera de la lista de la revista Rolling Stones.

Apareció en el álbum "A night at the opera" de 1975, pero parece que Freddie Mercury llevaba componiéndola desde finales de los años 60. En esta canción queda bien patente esa pedazo de voz que tenía, La guitarra de Brian May también aporta mucho a la grandeza de la canción.


Una película:
Y para la Queen, tendremos que buscar un King..."El rey pescador" es una pelicula de Terry Gilliam que se estrenó en 1991. Está protagonizada por Jeff Bridges y Robin Williams. Película dura y realista combinada con un toque fantástico. Búsqueda del amor, de uno mismo...y del Santo Grial.




jueves, 20 de noviembre de 2014

Tortas de alma

Las Tortas de alma se elaboran en las comarcas aragonesas de Matarraña, Maestrazgo, Andorra-Sierra de Arcos, Cuencas Mineras y Bajo Aragón. En la zona de Matarraña a estos dulces se los conoce como Casquetas. Son unas empanadillas rellenas de dulce de calabaza que también se elaboran en Cataluña, Castellón y Valencia, donde se las denomima Pastissets, y en Baleares, que se llaman Rubiols, están rellenos de Cabello de Ángel.  

El origen de estos pastelillos es medieval, árabe a juzgar por sus ingredientes. El nombre de Tortas de alma, aunque no he encontrado ninguna información que relacione a nuestros dulces directamente con aquellos de la Edad Media, puede deberse a la transformación cristiana que surgió a partir de la festividad pagana de Samhain, el actual Hallowen. En la página Templarios de Aragón he leído esto:
"Según parece, la tradición comenzó en Europa en el siglo IX cuando, cada 2 de Noviembre, los cristianos iban de pueblo en pueblo pidiendo "Tortas de alma" (pedazos de pan dulce). Cuantas más recibían, más prometían rezar por la paz de los parientes muertos de los donantes."
Para hacer las tortas me he guiado por el programa que La repera hizo en Más de las Matas (minutos 26.47 a 30.37 y 35.44 a 39.40) y también por la receta de "Alma de calabaza" de la página de Castelserás.

He puesto los ingredientes para un kilo de calabaza, 

Ingredientes:

Alma de calabaza:
  • Para 1 kilo de calabaza (de la especie Cucurbita Pepo).
  • 400 g de miel.
  • 300 g de azúcar blanquilla.
  • La ralladura de una naranja.


Pasta de la torta:
  • 400 g de harina normal.
  • 200 ml de aceite de oliva.
  • 100 ml de anís.
  • 50 g de azúcar.


Elaboración:

Alma:
  1. Asaremos la calabaza al horno, a 190º C hasta que quede quebradiza la cáscara. 
  2. Sacaremos la carne y retiraremos las pepitas. La colocaremos en una cacerola grande para facilitar la evaporación y la coceremos junto con el resto de los ingredientes hasta que reduzca, quede oscura y muy espesa. Removeremos de vez en cuando para que no se pegue, 
  3. La dejaremos enfriar.



Masa:
  1. Colocaremos en un cuenco el aceite, el anís y el azúcar, removeremos hasta que se emulsione y le iremos agregando la harina poco a poco. 
  2. Cuando la masa se despegue del recipiente la amasaremos muy bien entre 5 y 10 minutos para que coja cuerpo. 
  3. Formaremos bolitas de unos 40 g y dejaremos que reposen un poco. 
  4. Aplastaremos las bolitas entre dos trozos de papel de hornear hasta que tengan un diámetro de unos 10 cm. 
  5. Colocaremos en el centro del disco una cucharadita de calabaza y cerraremos la empanadilla ayudándonos con el papel (doblando el papel). 
  6. Cerraremos la empanadilla presionando los bordes.
  7. Colocaremos las tortas sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear y las hornearemos a media altura y con la resistencia arriba y abajo. 
  8. Las coceremos a 190º durante 25 minutos. 
  9. Cuando todavía estén calientes las pasaremos por azúcar y las dejaremos enfriar sobre una rejilla. Necesitaremos una paleta lisa para sacarlas de la bandeja porque son muy frágiles y con la mano se os pueden romper.


Un poema:
Con eso del alama hoy me siento mística, mira tú.

 El poema de San Juan de la Cruz "Noche oscura del alma" es una de las tres obras más emblemáticas de la poesía mística. Este hombre estaba muy enamorado, de Dios, pero enamorado, porque nadie ha descrito el arrobamiento ante el ser querido como él...bueno, sí, Santa Teresa de Jesús que también estaba muy "arrobada"...y que me perdonen aquellos a los que he ofendido por frivolizar sobre el tema. Lo cierto es que este poema es precioso.

En una noche escura, 
con ansias en amores inflamada,
¡oh dichosa ventura!,
salí sin ser notada,
estando ya mi casa sosegada.
(...)
¡Oh noche, que guiaste;
oh noche amable más que el alborada;
oh noche que justaste
Amado con amada
amada, con el Amado transformada!
En mi pecho florido, 
que entero para él solo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba
y el ventalle de 
de cedros aire daba.
(...)
Una fragmento musical:

Y  ya que me siento mística, voy a poner una gran obra maestra de la música.

Cuenta S. Zweig en sus "Momentos estelares de la humanidad" cómo Händel, desesperado y prácticamente desahuciado, tras sufrir un Ictus, se salva y recupera la movilidad al componer "El mesías".

"Con las primeras palabras se estremeció:"Confort ye". Así empezaba el texto. ¡Consolaos! Aquella palabra...No, no era una palabra sino una respuesta divina, una llamada angelical desde el cielo cubierto a su abatido corazón."





jueves, 30 de octubre de 2014

Pastel de fruta navideño (fruitcake)


Durante la Navidad, el pastel de frutas está presente en muchas casas de todo el mundo.

La  composición de estos pasteles varía dependiendo del país en el que nos encontremos, pero siempre hay uno o varios de estos ingredientes: fruta deshidratada, fruta confitada, frutos secos, especias y algún licor.

Esta receta es una versión libre del tradicional Christmas pudding inglés. He utilizado, además de fruta deshidratada, una manzana fresca y he sustituído parte del licor por zumo de naranja.

Como este pastel lleva fruta fresca, es necesario guardarlo en la nevera. Dejaremos que repose dos o tres días antes de consuirlo para que se intensifiquen todos los sabores y obtenga la textura adecuada.



Ingredientes:
  • 250 g de fruta seca: Pasas negras y rubias, piña, arándanos rojos (se pueden sustituir por las que más os gusten).
  • 1 manzana.
  • 50 g de ron.
  • 100 g de zumo de naranja.
  • 110 g de mantequilla.
  • 150 g de harina.
  • 110 g de azúcar moreno.
  • 2 huevos.
  • 1 pellizco de sal.
  • 1/2 sobre de levadura química.
  • 1/2 cucharadita de canela.
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido.
  • 1/2 clavo de olor chafado.
  • Una pizca de nuez moscada.
  • Ralladura de naranja y de limón.
 Elaboración:
El día anterior al que vayamos a preparar el pastel, hidrataremos las frutas secas con el ron y el zumo de naranja.

Precalentaremos el horno a 150ºC. 
 
Con las varillas de la batidora trabajaremos la mantequilla, previamente reblandecida, con el azúcar. Cuando esté cremosa la mezcla, añadiremos uno a uno los huevos y seguiremos batiendo.

Colocaremos la fruta seca en un colador grande, pondremos harina sobre ella y la removeremos bien para que quede impregnada, de esta forma no caerá al fondo del recipiente cuando la horneemos. Añadiremos la fruta a la preparación anterior junto con las ralladuras de naranja y limón.

Mezclaremos la harina, las especias, la sal y la levadura. Tamizaremos todo y lo añadiremos a los ingredientes húmedos. Mezclaremos bien.

Rallaremos la manzana y la agregaremos a la preparación con ayuda de una espátula de silicona.

En un recipiente tipo plumcake pondremos papel de hornear (si lo arrugamos bien, lo podremos amoldar mejor) y verteremos la masa. Hornearemos durante unas 2 horas a 150º, hasta que pinchemos un palillo y este salga limpio.

Sacaremos del horno el pastel y dejaremos que se enfríe totalmente. Lo guardaremos en la nevera envuelto en papel de aluminio.


Un tira de prensa/dibujos animados.
Esta vez para la fotografía me he inspirado en el color rojo. El rojo es un color muy navideño y a mí la Navidad me trae a la memoria a Los Peanuts. ¿Por qué hago esta asociación? Seguramente porque durante alguna de las navidades de mi infancia pusieron en la tele un especial de Carlitos y Snoopy. 
Estos personajes fueron creados para una tira de prensa por Charles M. Schulz en 1950. En España, los niños de mi generación, los conocimos por los dibujos animados de Carlitos y Snoopy.




Un álbum
Ya puestos..."A Charlie Brown Christmas" de Vince Guaraldi. La canción que pongo es "Linus and Lucy".




sábado, 25 de octubre de 2014

Turrón de trufa blanca y nueces

Esta receta fue seleccionada por Qué recetas para el libro 25 recetas de Navidad.

Uno de los sabores que asocio con las Navidades de mi infancia es el del turrón de "Nata y nueces" de Atienza. Este turrón no es el típico y conocido de mazapán. Lo que hace de él especial es que está elaborado con trufa de chocolate blanco. Es cremoso y delicioso.

La fábrica de Turrones y chocolates de Atienza es todo un símbolo del pueblo zaragozano de Ateca, chocolatero por excelencia. Se fundó en 1958 y, como reza su página web, se dedican a elaborar toda clase de chocolates, cacaos en polvo, coberturas puras y especiales y 11 variedades de turrón. El turrón de Nata y nueces es su buque insignia.

Como no trabajan con supermercados grandes, que es lo que yo tengo más a mano, hace años que no consigo encontrar el turrón y por ese motivo me he decidido a intentar reproducirlo. No voy a decir que es tan exquisito como el de Atienza, pero se parece y está muy bueno.


Ingredientes:
 Con estas proporciones sale una tableta.

• 60 g de nata para montar.
• 80 g de nueces.
• 180 g de chocolate blanco.
• 10 g de manteca de cerdo.

Elaboración:
El chocolate blanco es muy delicado y hay que trabajarlo con cuidado. No es aconsejable fundirlo directamente en el fuego ni al microondas, porque puede estropearse. Por lo tanto, lo fundiremos en un cuenco colocado sobre una cacerola con agua hirviendo. Es importante que el cuenco sea lo suficientemente grande como para que no entre agua de la evaporación. 

Asì pues, pondremos a calentar al Baño María la nata y la manteca para que se fundan. Añadiremos el chocolate troceado y lo mezclaremos bien con una espátula de silicona hasta que esté integrado por completo. Retiraremos la preparación del fuego y le añadiremos las nueces que habremos cortado previamente en trozos gruesos.

Colocaremos la mezcla en un recipiente antiadherente y le daremos unos golpecitos sobre la mesa para que se asiente bien y la tableta quede con una distribución homogénea. Si os gusta, podéis adornar la superficie con medias nueces como he hecho yo. 

Dejaremos que se enfríe en la nevera y lo conservaremos en ella porque tiene nata y, a temperatura ambiente, podría estropearse. Para servirlo dejaremos que se temple para que adquiera una textura cremosa.


Un libro:
Esta es la primera receta navideña de este año, la voy a presentar en "Qué recetas" para ver si me publican alguna en un Ebook que van a editar. Seguiré dulces para la Navidad, aunque no los presente y se me ha ocurrido que cada fotografía esté inspirada en un color. Esta vez he elegido el blanco...
...como blanco es el paisaje de "Etham Frome" la novela de la estadounidense .
"Subieron despacio la cuesta entre los campos resplandecientes bajo un sol pálido; doblaron luego a la derecha, por un sendero bordeado de abetos y alerces. Frente a ellos, muy lejos, corría una cordillera salpicada de negros boscajes en curvas blancas y redondeadas que se recortaban contra el cuelo. El camino penetraba luego en un bosque de pinos con los troncos enrojecidos por el sol de la tarde y con sombras delicadas y azules sobre la nieve. Al entrar en él cesó la brisa y de las ramas parecía desprenderse con la pinaza un cálido silencio. La nieve era tan pura que los leves rastros de los animales del bosque habían dejado en ella intrincadas formas como de encaje, y las piñas azulinas atrapadas en su supeficie sobresalían como adornos de bronce."

Una canción:
La canción que más me gusta del "White album"de los Beatles es "While my guitar gently weeps". Como se suele decir, George Harrison debía estar en estado de gracia cuando la compuso.



sábado, 20 de septiembre de 2014

Españoletas

Este tipo de galletas se elaboran en mucho lugares de España pero en cada sitio las denominan de una forma distinta. En Utrera las llaman "Mostachones", "Misterios" en el Bajo Aragón, en Soria, Zaragoza y en la Comarca del Jiloca, de la que es el pueblo de mis padres, las llamamos "Españoletas". Hay también un nombre muy curioso que se utiliza en algunos pueblos y es "Pastas de cuchara" o "Cucharones" porque la medida que se usa para repartir la masa es una cuchara.

Otra diferencia que podemos encontrar según dónde las comamos son los ingredientes. Yo quería reproducir las que trae el panadero al pueblo porque me gustan mucho. Los ingredientes que aparecen en la bolsa donde las venden son: Harina, aceite, anís, huevos y gasificante. He buscado en Internet unas galletas similares pero algunas recetas llevan leche y otras no aparece el anís, así que he tenido que ir haciendo "probatinas" hasta que he dado con el sabor y la textura que quería.

Voy a poner los ingredientes para un huevo, que sirve como medida. Con estos ingredientes salen 12 galletas. 


Ingredientes:
  • 1 huevo (lo volcaremos en un vasito y usaremos esa cantidad como medida).
  • 1 medida de anís.
  • 1 medida de aceite.
  • 2 medidas de azúcar.
  • 200 g de harina.
  • Gasificante: 1 gaseosa de papel y media cucharadita de bicarbonato.
  • Una pizca de sal.
Elaboración:
Precalentaremos el horno a 200º con la resistencia inferior y aire.

Con unas varillas batiremos el huevo y el azúcar hasta que blanquee. Añadiremos el aceite y el anís. Mezclaremos la harina con la gaseosa, el bicarbonato y la sal, tamizaremos todo y lo añadiremos a la preparación anterior.

Dejaremos que la masa repose unos 15 minutos.

Distribuiremos la masa sobre una placa de horno utilizando una cuchara (hay que empujar un poco la masa para que caiga de la cuchara). Las dosis tienen que quedar un poco separadas porque la masa tiende a extenderse un poco. Espolvorear por encima azúcar.

Hornearemos 10 minutos y después 2 minutos más con la resistencia superior para que se doren.

Si hacéis más de un huevo, y por lo tanto más de una hornada de galletas, tendréis que tener en cuenta que la resistencia superior estará caliente y por lo tanto aunque volváis a poner la resistencia inferior las galletas se os dorarán antes por arriba.

Dejaremos que se enfrien por completo sobre una rejilla y después las guardaremos en una caja de lata.


Un libro:
Pues como son unas galletas típicas aragonesas, un escritor que es hijo adoptivo de Zaragoza. "Bendita calamidad" de Miguel Mena. Fue el primer libro que leí de este escritor. Es una novela disparatada de la que se está rodando en la actualidad una película.



Una canción:
Una canción de un grupo de rock aragonés de los 80 y 90. "Besos como la miel" de Más Birras.







martes, 9 de septiembre de 2014

Galletas craqueladas

El craquelado es un proceso por el cual aparecen grietas en la superficie de una pieza. Si aplicamos esta técnica a la repostería, el resultado es muy vistoso.

He hecho dos tipos de galletas, unas de almendras y otras de chocolate. He tomado las recetas de Fresa y canela y de Directo al paladar respectivamente. Las de almendra están más ricas a partir del día siguiente, las de chocolate están buenísimas ya desde el primer día. Son un poco crujientes por fuera y tiernas por el centro. Para manejar mejor las masas las tenemos que dejar reposar en la nevera. Yo hice la masa la noche anterior. Con los ingredientes que he puesto me salieron 16 de almendra y 31 de chocolate.

Estas galletas las hice para mis queridas amigas Alicia y Paloma que cumplieron años en Agosto. Espero poder compartir con ellas muchos, muchos cumpleaños.


Ingredientes:

 Galletas de almendra

  • 150 g de almendra molida.
  • 1 huevo.
  • 60 g de azúcar.
  • 1/2 cucharadita de levadura.
  • 35 g de harina.
  • 1 cucharadita de Agua de Azahar.
  • Azúcar glass para rebozar.



Galletas de chocolate
  • 250 g de chocolate negro de Nestlé postres.
  • 60g mantequilla.
  • 100g Azúcar normal.
  • 2 huevos.
  • 200 g de harina normal.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • Un pellizco de sal. 
  • Azúcar glass para rebozar.

Elaboración:
Galletas de almendra:
Mezclaremos la almendra molida con el azúcar, la harina y la levadura. Batiremos el huevo y le añadiremos el agua de azahar.

Uniremos las dos preparaciones y amasaremos hasta que formemos una bola. La dejaremos al menos dos horas en la nevera (yo la preparé la noche anterior).

Precalentamos el horno a 180º.

Sacaremos la masa de la nevera, formaremos bolitas, más o menos del tamaño de una nuez, las rebozaremos con azúcar glass y hornearemos durante 15 minutos en la bandeja de aluminio a la que habremos puesto papel de hornear. 

Tenemos que dejar que se enfrien totalmente sobre una rejilla. Como mejor se conservan es en una caja de lata.

Galletas de chocolate:
Fundiremos al baño María el chocolate con la mantequilla y dejamos que se temple un poco.

Con unas varillas mezclaremos bien los huevos con el azúcar y la esencia de vainilla hasta que blanqueen y tomen consistencia. Uniremos esta preparación a la del chocolate.

Mezclamos la harina tamizada, la levadura química y la sal. Incorporaremos poco a poco esta preparación con la anterior hasta que esté homogénea. Queda una masa muy blanda. 

Forrareos con papel film un cuenco o un taper e introduciremos la masa (el film facilita despegar la masa cuando vayamos a utilizarla). Dejaremos reposar en la nevera durante dos o tres horas (yo prefiero dejarla toda la noche). 

Precalentamos el horno a 180º. Una vez que tengamos el horno con la temperatura adecuada, formaremos bolitas con la masa y las rebozaremos en el azúcar glass. Hay que rebozarlas inmediatamente antes de meterlas al horno o de lo contrario el azúcar casi desaparece porque se humedece con la masa.

Hornearemos durante 14 minutos y dejaremos que se enfríen totalmente sobre una rejilla. Las conservaremos en una caja de lata.

Un libro:
Pensé en el libro "El club de la buena estrella" de Amy Tan porque lo relaciono con la amistad. En el libro, un grupo de mujeres chinas se reúnen para contar historias y jugar al Mahjonf, aunque realmente el tema más importante del libro es el que trata sobre las relaciones entre madres e hijas.

"Cada semana una de nosotras daba una fiesta a fin de recaudar dinero y levantarnos el ánimo. La anfitriona tenía que servir comida dyansyn especial para invocar la buena suerte en todos los aspectos de la vida: buñuelos en forma de lingotes de plata, largos fideos de arroz para tener larga vida, cacahuetes hervidos para concebir hijos y, por supuesto, muchas naranjas de la buena suerte para gozar de una vida plena y dulce.

(...) Así pues, decidimos celebrar las fiesta, como si cada semana llegara el año nuevo. Cada semana podríamos olvidar el daño que nos causaron en el pasado. No nos permitíamos albergar un solo pensamiento negativo. Comíamos, reíamos, jugábamos, perdíamos y ganábamos, contábamos las mejores historias. Y cada semana podíamos confiar en que nos sonriera nuestra buena estrella. Esa esperanza era nuestra única alegría. Y por eso dimos a nuestras reuniones el nombre <<Club de la buena estrella>>"

Una canción:
Fácil, la que tengo como sintonía de móvil para mis amigas "I'll be there for you" de The Rembrandts, la canción de Friends :D






jueves, 28 de agosto de 2014

Natillas

Las natillas son postres lácteos muy extendidos en la gastronomía española y europea. Parece que este tipo de cremas podría tener su origen en la época medieval, aunque no llevaban azúcar. 

Los ingredientes básicos son la leche, los huevos y el azúcar. Según la zona donde se cocine esta crema puede llevar vainilla, canela, limón, caramelo, chocolate, coco...Algunas recetas llevan huevos enteros y otras sólo utilizan las yemas. Aunque la consistencia también varía, suelen ser cremosa y más blanda que los flanes.

Mi receta la he sacado de El forner d´Alella. Yo le he puesto galletas María para acompañar. Con estas cantidades salen 4 raciones. 


Ingredientes:
  • 1/2 l de leche.
  • 100 g de azúcar.
  • 25 g de maizena.
  • 4 yemas de huevo.
  • La piel de un limón.
  • Una rama de canela.
  • 4 galletas María.
  • Canela en polvo.

Elaboración:

Pondremos a calentar la leche con la piel de limón y la rama de canela. No hay que dejar hervir la leche, sabremos que está suficientemente caliente cuando aparezcan en la superficie burbujitas. Retiraremos del fuego, dejaremos entibiar y quitaremos la piel de limón y la canela.

Mezclaremos en un cuenco las yemas con el azúcar y después incorporaremos la maizena.

Agregaremos la mitad de la leche al cuenco de las yemas, removeremos bien y lo echaremos en el resto de la leche. Calentar la preparación hasta que espese pero sin dejar que hierva. Durante todo el proceso de calentamiento tendremos que revolver con una varilla para que no se pegue en el fondo. Sabremos que están listas las natillas cuando las burbujas de la superficie empiecen a desaparecer.

Distribuiremos las natillas en cuatro cuencos y colocaremos una galleta en la superficie, mientras la crema todavía está caliente, para que se ablande. Serviremos espolvoreando un poco de canela por encima.



Una película:
A mí me gustan las natillas con..."Un toque de canela". Película griega dirigida por Tassos Boulmentis. Esta preciosa y melancólica película es un viaje sensorial a la patria perdida, y a los sabores y olores de la infancia.
"A veces tenemos que utilizar una especia que no es la de siempre para conseguir algo, para provocar algo. El comino, por ejemplo, es una especia fuerte, vuelve a la gente poco comunicativa, en cambio la canela hace que las personas se miren a los ojos."
Una canción:
La película tiene una estupenda banda sonora, una mezcla de ritmos griegos y turcos. "A touch of spice" del director Evanthia Reboutsika.


miércoles, 13 de agosto de 2014

Gofres con salsa de Toffee

El gofre es un dulce belga cuyo origen se remonta a la Edad Media.
El moderno gofre tiene sus orígenes en las elaboraciones hechas con hierro pesado en la cocina medieval. Los hierros de hacer waffles consistían en dos placas de metal (waffer) pesadas conectadas con anillas y portables con unos brazos de madera. Algunas de estas gofreras tenían en los grabados de las placas los diseños del propietario así como sus blasones o paisajes. 
Fuente: Wikipedia
Hay muchas variedades de gofres, los encontraréis tanto dulces como salados, más o menos planos, con levadura en polvo o sin ella. Yo he tomado la receta del blog Objetivo cupcake perfecto. He modificado muy poco los ingredientes, pero sí que he simplificado la forma de hacerlos y el resultado no está nada mal.

Han salido 9 gofres y nos los hemos comido con una salsa de Toffe pero se puede comer con chocolate, mermelada, sirope, fruta fresca y nata... 

La salsa que os pongo queda muy líquida cuando está caliente pero, si la guardáis en la nevera, tiene la consistencia de la leche condensada.



Ingredientes:
Para los gofres
  • 260 g de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 80 ml de aceite de oliva
  • 325 ml de leche
Para la salsa de Toffe:
  • 6 cucharadas soperas de azúcar blanco 
  • 1 cucharilla de agua
  • 150 ml de nata para montar

Elaboración:

Gofres
Calentamos la gofrera. 
Ponemos todos los ingredientes en un cuenco y batimos con la batidora. Dejamos reposar 5 minutos.
Pintaremos las palas de la gofrera con mantequilla o con aceite. Echaremos la cantidad suficiente de masa para llenar el hueco de la pala y dejaremos que se haga hasta que esté tostada.

Salsa Toffe
Ponemos a calentar el azúcar con el agua y dejamos que se haga un almíbar dorado moviendo de vez en cuando el cazo pero sin meter las varillas o la cuchara. Hay que tener cuidado para que no se queme porque, si lo hiciera, amargaría.

Calentamos la nata en el microondas para que no haya demasiado contraste de temperatura cuando la añadamos al almíbar.

Agregaremos la nata en varias veces y con mucho cuidado porque tiende a salirse. Removeremos con unas varillas hasta que tome color y retiraremos la preparación de fuego. 

Es mejor comerlos recién hecho y calientes. Si os queda alguno, calentadlo un poco en el microondas antes de consumirlo.


Un poema:
Nos acaba de dejar Robin Williams, un gran actor con el que he reído, he llorado y me he conmovido, porque dominaba todos los registros. Entre mis películas favoritas están "El indomable Will Hunting" y "El club de los poetas muertos", pero voy a poner una escena de "Patch Adams" en la que lee un poema de Pablo Neruda. Se trata del soneto XVII de "Cien sonetos de amor".



El poema completo: 

Soneto XVII
No te amo como si fueras rosa de sal, topacio
o flecha de claveles que propagan el fuego:
te amo como se aman ciertas cosas oscuras,
secretamente, entre la sombra y el alma.
Te amo como la planta que no florece y lleva
dentro de sí, escondida, la luz de aquellas flores, 
y gracias a tu amor vive oscuro en mi cuerpo
el apretado aroma que ascendió de la tierra.
Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde, 
te amo porque no sé amar de otra manera,
sino así de este modo en que no soy ni eres,
tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía.
tan cerca que se cierran tus ojos con mi sueño.
                                      
               Pablo Neruda

Una película:

 "El club de los poetas muertos" es una película de 1989 con un estupendo guión de Tom Schulman, del que se hizo un libro, y dirigida por Peter Weir. Robin Williams encarna al profesor que todos hubiéramos querido tener. 



viernes, 25 de julio de 2014

Galletas rellenas de chocolate (las galletas de la yaya Julia)

Julia es mi suegra y hace estas galletas para deleite de sus nietos...bueno, no sólo de sus nietos porque nos gustan a todos los que las hemos probado. Según ella, es un dulce para niños.

He cambiado un poco la receta, en lugar de rellenarlas sólo con chocolate, les he puesto un ganaché. También se pueden rellenar con crema pastelera.

Con las cantidades que he puesto salen unas 27/29 galletas.



Ingredientes:
- Galletas María de las normales.

Crema de chocolate:
- 200 ml. de chocolate para postres de 52%.
- 180 ml de nata para montar.
- 20 g de mantequilla.

- 1 o 2 huevos para rebozar.
- Aceite de girasol para freír.
- Una mezcla de azúcar y canela para espolvorear.



Elaboración:
Colocaremos la nata y la mantequilla en un cazo bien seco y lo pondremos al fuego. Cuando rompa a hervir lo retiraremos y le añadiremos el chocolate troceado. Mezclaremos bien la preparación para que se integre todo y la meteremos en la nevera hasta que se enfríe por completo y coja consistencia.

Batir un huevo con azúcar.

Pondremos un poco de crema sobre las galletas y las cubriremos con otras formando bocadillos. Yo he utilizado un biberón de cocina para repartir la crema de forma uniforme.

Pasaremos cada galleta por el huevo y las freiremos por los dos lados sin dejar que se pongan muy oscuras. Las dejaremos escurrir sobre papel de cocina y las rebozaremos con azúcar y canela.


Un libro
Como a Julia le gusta la novela histórica..."Las hijas de la luna roja", el primer volumen de "Isabel, la reina" de la escritora zaragozana Ángeles de Irisarri. Me gusta esta escritora porque conjuga muy bien la novela histórica con el género fantástico.
"En el aposento de doña Leonor no hubo parabienes ni alegrías, y en el palacio tampoco, en razón de que las gemelas no habían venido enteras y les faltaba una mano a cada una. A una la diestra, a otra la siniestra. A más, traían en los brazos una raya roja, como un desgarro, como una mordedura de perro, No sólo era menester asistir a la parturienta con rapidez, sin también a las niñas, que veían muy moradas. Por eso la partera hubo de zarandearlas más de la cuenta para que vivieran, a más de curarles la mordedura del brazo, restos de una cicatriz o lo que fuere, Y, a mayor abundamiento, prestar ayuda a don Juan Téllez, el padre, que, al saber que sus hijas habían nacido lisiadas, sufría recio desmayo y no volvía en sí. Él, que era hombre bragado y había luchado contra los infantes de Aragón en las guerras que tuvieron contra el rey donjuán."
Una canción:
Las galletas las he hecho a petición de mi hijo, así que pongo una canción que asocio con él... "Cliffs of Dover" es una canción instrumental escrita por el músico Eric Johnson en la década de los 80. Forma parte de su álbum Ah Via Musicom. Esta canción toma su nombre de los acantilados de Dover que se extienden a lo largo de la costa de Inglaterra.


martes, 24 de junio de 2014

Crema de limón (Lemon curd)

La crema de fruta tiene su origen en Inglaterra, se popularizó a finales del siglo XIX y principios del XX y se tomaba con panecillos a la hora del té. Se suele hacer con limón, lima, mandarina o con frutos rojos. 

Es una crema muy rica y fácil de hacer que sirve para rellenar tartaletas, pastelillos o simplemente para comerla untada en pan o bizcocho. 



Ingredientes:
Para unos 200 ml de crema (el tarro de la fotografía):
- El zumo de 2 limones.
- 2 huevos.
- La ralladura de medio limón.
- 150 g de azúcar.
- 60 g de mantequilla.

Elaboración:
Colocaremos en un cuenco el zumo de limón, el azúcar, los huevos batidos y la ralladura. Pondremos una cacerola al fuego y, cuando comience a hervir, colocaremos el cuenco dentro para que la crema se haga al baño María. Tenemos que darle vueltas continuamente con una paleta de silicona o con una cuchara de madera hasta que se cuaje del todo, algo más de 10 minutos. 

Cuando la crema está hecha la pasamos por un colador y, posteriormente, le añadiremos la mantequilla cortada en dados. Con el calor que tiene la crema será suficiente para integrar la mantequilla.

Me gusta más poner la ralladura de limón al principio para que se cueza con la crema, en el blog de donde he sacado la receta se la añaden al mismo tiempo que la mantequilla y a mí me pareció que así quedaba un poco más amarga, pero es cuestión de gustos. De las dos formas está buena.

Un libro: Pues no, Jane Austen no pudo tomar Lemon Curd con el té de las 5 porque no se había inventado pero oye, tenía que meter "Orgullo y prejuicio" sí o sí porque es una de mis novelas preferidas de la literatura inglesa. Este libro es mucho más que una novela romántica. 

Como muchas lectoras, me enamoré perdidamente de Mr. Darcy.

Conozco una serie de la BBC basada en este libro y protagonizada por Colin Firth en 1995 y una película de 2005 protagonizada por Keira Knigthley y Matthew Macfadyen. La serie está muy bien, pero la película la he visto más veces...ay, ese guardapolvo al aire de la última escena!!
(...) pero fue su amigo el señor Darcy el que pronto centró la atención del salón por su distinguida personalidad, era un hombre alto, de bonitas facciones y de porte aristocrático. Pocos minutos después de su entrada ya circulaba el rumor de que su renta era de diez mil libras al año. Los señores declaraban que era un hombre que tenía mucha clase; las señoras decían que era mucho más guapo que Bingley, siendo admirado durante casi la mitad de la velada, hasta que sus modales causaron tal disgusto que hicieron cambiar el curso de su buena fama; se descubrió que era un hombre orgulloso, que pretendía estar por encima de todos los demás y demostraba su insatisfacción con el ambiente que le rodeaba; ni siquiera sus extensas posesiones en Derbyshire podían salvarle ya de parecer odioso y desagradable y de que se considerase que no valía nada comparado con su amigo. 
Una canción: 
Y hablando de limón..."Lemon tree" es una canción de los británicos "Fool´s Garden" que fue un exitazo mundial en el año 1996...y luego, que yo sepa, nunca más se supo de este grupo. Un sólo éxito, pero pasarán a la posteridad por él. Es una canción que, aunque no la asocio con nada en particular, forma parte de la banda sonora de mi vida.